Crowdfunding Inmobiliario

El crowdfunding es un tipo de recaudación de fondos en el que un gran número de personas aportan dinero a cambio de un canon o un retorno de su inversión.

Y, aunque el crowdfunding existe desde hace mucho tiempo, lo que lo diferencia es que todo se hace a través de sitios de Internet, eliminando las restricciones de distancia y permitiendo a los individuos participar en este tipo de iniciativas desde prácticamente cualquier lugar.

Desde sus inicios en Estados Unidos en la década de los 90, el crowdfunding ha sufrido una continua evolución, dando lugar a la aparición de muchas formas de crowdfunding. A pesar de que el crowdfunding se hizo presente en México desde hace algunos años, su popularidad ha crecido al punto de que ha sido necesario proponer una regulación para este tipo de negocios, cumpliendo así con la Ley Fintech, aprobada en marzo de 2018.

Algo que se debe tener en cuenta respecto al crowdfunding es que es utilizado por un amplio espectro de personas, desde nuevos negocios (startups) hasta personas que buscan préstamos personales y, en algunas circunstancias, promotores inmobiliarios.

El crowdfunding inmobiliario ha adquirido una importancia cada vez mayor. Por un lado, para dar más opciones a los promotores y constructores del país, y por otro, para ofrecer una magnífica alternativa a los consumidores interesados en la inversión inmobiliaria.


Ventajas

Para inversionistas

  • No es necesario ser un experto en el sector inmobiliario para hacerlo. La plataforma de crowdfunding inmobiliario se encarga de realizar una investigación previa sobre los promotores para conocer su experiencia constructiva, su solidez financiera y su conocimiento del mercado.
  • Puede participar aunque no tenga una gran cantidad de dinero. Para contribuir a la financiación de los desarrollos inmobiliarios, no se necesitan millones de pesos. Hoy en día, dependiendo de las particularidades de cada proyecto, puede empezar con tan sólo $5,000 pesos.
  • La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha reconocido y regulado este modelo. La legislación Fintech conoce el adecuado funcionamiento de estas organizaciones, por lo que es un medio para garantizar que su dinero se destine únicamente a los fines establecidos, además de fomentar los mejores estándares financieros a nivel mundial.
  • Usted puede invertir en el proyecto que más se acerque a sus intereses, y puede seleccionar en qué proyecto participar. Las promociones disponibles en la plataforma online tendrán sus propias cualidades, como la ubicación, el tipo de construcción o reforma, los intereses generados y el importe mínimo de inversión. Por lo tanto, usted es el único responsable de decidir en qué se gastará su dinero.

Para desarrolladores inmobiliarios

  • Permite acceder al dinero para la financiación de forma sencilla y rápida, evitando los compromisos bancarios.
  • Tienen la capacidad de financiar una gran variedad de proyectos. Independientemente del número de iniciativas o de sus méritos, si una es un éxito, es probable que las demás sigan su ejemplo.